En esta ocasión, fue Conchi, la dueña de Masqueperros lugar especializado en animales en Sangonera La Verde, donde se encargan de cuidarlos por dentro y por fuera, la que quiso regalar a su equipo por Navidad la experiencia extraordinaria de una sesión con caballos.

Desde Sangonera La Verde en Murcia, vino con sus dos colaboradoras en el negocio, con las que forma un  encantador equipo de cooperación.

Fue una preciosa sesión en la que la energía fue subiendo conforme avanzaba y así, al finalizar, se fueron con el vínculo de confianza y cariño entre ellas reforzado y más conectadas que nunca, según me manifestaron.

Así se despedían, estas amantes de los animales, de su compañero de sesión

Gracias a estas masquecompañeras y a los de 4 patas de La Cruzada que nos asistieron a su manera caballo. 


¡Ha sido un enorme placer trabajar con vosotras!