Esta mañana encontré un post, que me hizo reflexionar sobre varias cosas.

Y si quería polémica el hombre, está servida por mi parte.
De acuerdo, me ha escocido.
Por el que lo escribió y por el que lo ha compartido.
Qué sabran ellos. (Aquí iría un emoticono de esos mosqueaos)

La primera en la frente: ¿ Es ético opinar públicamente acerca de algo de lo que uno no es especialista?. ¿Arrastrar a otros, faltos de conocimiento o de personalidad? ¿Eso no es manipular?¿Seguro?

Y luego la segunda, las personas que, comparten los enlaces, y las opiniones, confirmando así y conviniendo lo ahí expuesto, y que tampoco tienen ni idea.

Es como si porque un bombero me dio calabazas, yo juzgue, ofenda u opine del cuerpo entero de bomberos…(dios me libre, que con ese pedazo de cuerpo vaya yo a hacer eso)
Y que el resto de bobos ignorantes apoyaran mi causa perdida.
Los bomberos son unos carbones.
Ea, sentenciados. Comparte. Comparto.
(si lees muy deprisa, igual ves cabrones donde puse carbones intencionadamente)

A mí me la repampinfla que odies el coaching, macho. Yo sé lo que es, lo que hago, lo que soy, y, aunque hay por ahí tremendos vendedores de humo sacacuartos, no veo en esta opinión otra cosa que ignorancia, y ganas de vender…¿será humo?, ¿será un timo?

Cuchameloquetedigo, que si quieres canalizar ese odio, o revertirlo en algo positivo, el Coaching puede ayudarte, el del bueno digo. La furia es sana si es efectiva para ti.
Yo procuro no opinar, y menos furiosa, de algunas cosas, pero especialmente de las cosas de las que estoy segura que no sé apenas nada. Por ejemplo de política, de algún deporte, de biodescodificación, de la música en mayúsculas, o de ingeniería naval…
Qué puñetas…
Quiero aprender de todo ello, pero reconozco lo que soy: Una ignorante.

Y entonces lees que alguien maldice a un partido político, o una noticia falsa o aumentada, como ejemplos, y vas y lo compartes, el enlace, casi sin leerlo y a veces sin siquiera abrirlo, sólo por el escandaloso o llamativo titular…

Qué estupidez, con tanto como podríamos hacer si estuviésemos juntos de verdad por cambiar algunas cosas y sólo contribuimos a intoxicar con la información y a extender excrementos.
No, en la era de internet, de la información instantánea, del aprovechamiento máximo del conocimiento compartido, en la que se puede aprender casi de todo a través de una pantalla. Grande el progreso y la tecnología.
Tanto para lo bueno, y yo le debo mucho, como en lo malo, que quiere llegar a destruir personas o colectivos.

¿Qué necesidad?

Pues no, yo sigo sin querer ver los telediarios y la información manipulada.
A veces, de la misma noticia importante que me entero y me interesa, leo un poco de varias fuentes. Y así me hago una composición algo más completa y contrasto datos. Los más relevantes.
Pero nada más.

A mí el morbo me lo dan otras cosas.

No quiero pensar que todos los escritores son unos timadores porque escriben bazofia…No quiero pensarlo de todos y no lo haré por tanto. Eso es generalizar, y generalizar es un tremendo error.

A veces, compartir el enlace con una visión errónea, dice mucho de aquellos que lo comparten. Más que de quien lo escribió.

Incapaces de escribirlo, lo suscriben compartiéndolo.

Cuánta cantidad de ignorantes creyéndose sabios, por dios.

Y sí, no me pronuncio en algunos temas porque se me tirarían los lobos, y no es plan…y pasaría a ser en breve una verdadera hija de Calcuta, sin saberlo, mientras se comparte la información y se le van sumando eslabones a la cadena del desprestigio, en lo que tardo en ir al baño, y antes incluso de tirar de la cadena.

Es cierto, este enlace me ha dado para otras reflexiones, y en ellas aclarar (y opinar) de coaching.
Lo dejo para otro día ya si eso…

LOLA