Hay hogares donde el amor se siente por los cuatro costados, y fueron de los cuatro, cuatro, el pleno, los que lo llevaron a la pista en La Cruzada

Un hogar no es un lugar, un hogar es un sentimiento y así, de manera mágica y lúdica, hicieron del recinto su precioso castillo medieval…

…donde es acogido y aceptado con gran hospitalidad cualquier forastero de paso con quien comparten lo que tienen.

No puedo, ni quiero, evitar emocionarme por lo que allí presencié…Yo sí que me inclino, en reverencia, especialmente ante los dos Príncipes, cuya extraordinaria maestría para acoger la metáfora y llevar la calma a su día a día me dejaron más que atónita

 

Es una experiencia transformadora, que nos ha hecho ver a toda mi familia, cosas que ni siquiera sabíamos que estaban ahí, a través de la verdad que nos mostraron los caballos– Rey de la Fortaleza

Gracias gracias gracias a esta media docena de seres de luz